sábado, 9 de junio de 2007

¿Perdiendo el Norte?

¿O simplemente experimentando nuevos sonidos? Lost Highway es el título del nuevo álbum de Bon Jovi. En un principio, el grupo de New Jersey anunció que sería un disco de duetos con artistas country, supongo que para aprovechar el tirón del éxito conseguido (y considero que no esperado) con la canción Who Says You Can’t Go Home, ganadora de un grammy e interpretada junto a Jennifer Nettles.

No es de extrañar que, al final, el disco que se publica no coincida mucho con las “pistas” que daban los integrantes del grupo, si tenemos como referencia los últimos trabajos. These Days se iba a llamar Sex Sells y ni siquiera se publicó una canción con ese título. Crush iba a ser un disco muy roquero teniendo en cuenta el primer sencillo “It’s My Life” y resultó ser el inicio de que al grupo se le terminara de encasillar en la categoría ‘pop’ porque a excepción de ese tema y algún otro, su contenido era un tanto desconcertante. Tanto que perdieron una gran parte de los fans que tenían desde sus inicios. Con el siguiente disco, Bounce, retomaron las guitarras en un homenaje a los atentados del 11-S, pero aún así, las baladas, aunque bonitas, no conseguían tener la calidad de las que incluía el These Days.

Más adelante, Bon Jovi volvió a tener a los fans bajo pistas falsas. This Left Feels Rigth iba a ser un disco de grandes éxitos pero con sonido acústico y además incluiría dos o tres temas nuevos. Esos temas nuevos no se incluyeron en el disco, sino que se dejaron para un DVD. Y con el resto de temas… volvieron a generar revuelo entre los fans ya que muchos no entendían cómo podían haber experimentado un sonido tan diferente con canciones que son consideradas poco menos que himnos. Livin’ On A Prayer, Bad Medicine, You Give Love A bad Name sonaban muy, muy diferentes. Tan diferentes que costaba reconocerlas de un principio. ¿Quién se podía imaginar Born To Be My Baby sin los nanananananana que te anuncia la canción? Sólo hay que escuchar este disco para apreciar lo que unos autores pueden hacerle a sus propias canciones y que además sigan siendo buenas, independientemente de que te puedan gustar o no.

Respecto al anterior trabajo, Have A Nice Day, lo que decían cuando se les pedía un adelanto era que iba a ser una vuelta a sus orígenes... Todo el mundo se esperaba un segundo Slippery When Wet… Pero, a la vez, se sabía que iba a ser difícil. El primer sencillo fue un tema homónimo al disco y muy en la línea a It’s my Life, Everyday, y Livin’ On A Prayer. La diferencia esta vez es que “esa vuelta a los orígenes” se daba en cierta medida, sobre todo porque volvían a sonar las guitarras con potencia y las baladas gustaron más que en los últimos discos. Desde mi punto de vista, hacía tiempo que no pegaban tan de lleno con un disco en el que hay para todos los gustos: guitarrazos para los roqueros que echan de menos su estilo de los 80, rock contundente más actual, country, baladas... Sin duda, ese “Pasa un buen día” es un título acertado para disfrutar de un grupo que, a pesar de todo, sigue dando de qué hablar y, por suerte, muy buenas canciones.

Y por fin llegamos a Lost Highway que se publica el 19 de junio en casi todo el mundo, exceptuando a Alemania que según parece tendrán la suerte de tenerlo una semana antes… En otros lugares no son tan afortunados y los discos tardan incluso una semana en poder ser comprados. Y después de los antecedentes… ¿qué nos podíamos esperar? Los duetos se han reducido a uno con Leann Rimes, y los sonidos más que “country” son “Bon Jovi”. No hay muchas sorpresas si te gusta el grupo y sobre todo la canción Who says You Can’t Go Home.

Es de sorprender que el primer sencillo sea una balada. Una balada que puede parecer pobre en un principio, pero que sorprendentemente tiene mucha fuerza. (You want to) Make a Memory suena muy bien en directo y permite lucirse vocalmente a Jon aunque no lo parezca.


Los dos primeros temas del disco son muy animados, y a partir de ahí ya se van intercalando las baladas. Todas las canciones son sencillas pero con mensaje, que es lo que me gusta de este grupo. En Lost Highway hacen un recorrido rápido de lo que cada cual puede recorrer a lo largo de la autopista de la vida, sin arrepentimientos y mirando siempre hacia al frente. Comentan lo bien que se siente uno cuando tiene la compañía de quien quiere. Intentan hacer recordar. Animan a ser fuerte si algo va mal. Te llevan a una fiesta a liberar tensiones. Dicen que hay días buenos y malos y que hay que vivirlos con optimismo porque el sol brilla siempre. Piden que les guardes un sitio a tu lado. Recuerdan que hoy en día, en algún momento de su vida, la gente se siente mal, y que eso no es malo. Hablan del cambio que supone dejar de ser pareja a ser sólo amigos otra vez sin parecer extraños después de todo lo vivido. Recuerdan a los amigos que te apoyan cuando te sientes solo y te demuestran que no lo estás. Animan a intentar tus propósitos “pasito a pasito”. Y para acabar, te enumeran las razones por las que les gusta el lugar donde están.

Esta autopista perdida le toma el relevo al disco del smirk, a una gira en la que se ha visto más de un “no quedan entradas”, al grammy y al tema que les puso sobre camino “country”… ¿Llegarán a buen puerto?


2 comentarios:

laurock dijo...

Espero que esta vez no se desvien... Aunque solo creo que son gustos.
Solo con decir de que hace unos días vi el nuevo anuncio en las paredes y a los 30 minutos ya había otro encima.
Qué insensatos!! jajaja...
Me gusta mucho la canción de Put The Boy Back In Cowboy anque no esta en el CD...

EsSa dijo...

Yo también espero que no se desvíen, jejeje. Y que hagan parada en España esta vez...

A mi me ha gustado bastante el disco, pero creo que me quedo con Till We ain't Strangers Anymore. Siempre hay una en los disco que me da de lleno y esta ocasión le ha tocado a ella.