jueves, 19 de octubre de 2017

Un pasito más

No hay nada como que te toque una enfermedad de cerca, para empezar a conocer información sobre ella. Después del “bofetón” inicial y el correspondiente “bajón”, desde mi punto de vista, no quedan más que dos opciones: o lamentarse o seguir hacía delante. Yo he decido optar por la segunda opción. Soy consciente de que tendré mis días malos, soy humana…. Pero intentaré dar “un pasito más”, como dice Manuel Carrasco en su canción “Mujer de las mil batallas”.

Para empezar, como he dicho al principio de la entrada, he comenzado buscando información más bien trivial, pero me ha servido para enterarme de datos que me pueden ayudar en este intervalo de tiempo. Y lo bueno es que viendo o leyendo casos como el mío, ayuda a avanzar, porque veo que a pesar del tratamiento (duro), la actitud es primordial. Y ya no sé si soy fuerte o si en esta vida me ha tocado serlo… Pero procurare seguir siéndolo.

Hoy leyendo el blog de Begoña Beristain, he descubierto un calificativo que desconocía, y me ha gustado mucho. Tanto, que me lo voy a aplicar. En su entrada de hoy, con motivo del día mundial contra el cáncer de mama, esta periodista dedica su post a las “mujeres corcho”, y explica que estas mujeres, según cuenta la escritora Teresa Viejo en su libro “Animales domésticos”, son aquellas que siempre salen a flote.

Hace muy poquito que lo sé, y cada día que pasa es uno en el que aprendo cosas. Reconozco que algunas informaciones asustan. Por suerte, muchas son suposiciones, pero está bien saberlas. De momento, debo confesar que aunque estoy un poquito más tranquila que el primer día, el miedo y la incertidumbre están ahí. Pero tengo suerte. Como dice Manuel Carrasco en la canción que os comentaba, no estoy sola. Tengo familia y amistades que me han apoyado desde el minuto cero. Llamadas, mensajes, respeto de silencios, oídos que escuchan, hombros que soportan lágrimas, abrazos… Todo eso y dos ángeles me dan fuerzas para seguir y luchar. Puede que ahora no os lo esté agradeciendo lo suficiente, pero que sepáis que estoy muy agradecida por haberme topado con vosotros/as y por disfrutaros.


Como me dice una amiga, “vas de traba en traba y siempre sales airosa, esta no va a ser una excepción”. Voy a hacerla caso. Sé que me va a costar a veces, pero por intentarlo no va a quedar. Tengo ganas de empezar con lo duro, tengo ganas de acabar. Pero aún me faltan unos meses por delante. Y la música siempre me ha ayudado, así que, a esta entrada no le podía faltar su canción. La elegida es “Mujer de las mil batallas”.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Lo bueno se suele hacer esperar


Hay conciertos que se hacen esperar y, en ocasiones, la crónica del mismo, también. Eso es lo que me ha ocurrido a mí con un concierto de Rosana. Llevaba mucho tiempo queriendo ver a esta artista canaria, pero entre unas cosas y otras, nunca me era posible. Sin embargo, este año tuve la oportunidad y, además, ni siquiera tuve que desplazarme mucho para verla cantar, ya que actuó en las fiestas de mi municipio. Pero, entre unas cosas y otras, también, me ha sido imposible sentarme tranquila a poder escribir un texto sobre este concierto.

El pasado martes 18 de julio, Rosana Arbelo  se pasó por primera vez por Santurtzi, para presentarnos su último trabajo discográfico  “En la memoria de la piel” y, de paso, hacer un pequeño recorrido por su carrera discográfica. Antes de comenzar la actuación, probó un poquito todos los instrumentos que la acompañarían en el concierto. La primera canción fue “No habrá dios” y la segunda “Tu cruz por la cara”. Pero sin duda, la tercera canción hizo que la gente que se acercó al recinto en el que se instaló el escenario se animara a acompañar a la cantante con  letra de “Sin miedo”.  Si no me falla la memoria, fue al finalizar este tema, cuando Rosana aprovechó a presentarse y  animar aún más a los asistentes.

“No olvidarme de olvidar”, “Soñaré” y “Hoy” fueron las siguientes canciones que se escucharon, acompañadas en todo momento de mensajes que transmitían positividad al 100% en las pantallas del escenario. “Silencio”, “Todo es empezar” y “Llegaremos a tiempo”, cedieron el paso a otros tres temas del último disco: “El cielo que me das”, “Con una hora menos” y la homónima, “En la memoria de la piel”.

Se acercaba el final del concierto, y la cantante canaria amenazaba con terminar, pero nos tenía alguna que otra sorpresa preparada.  El tema “Con viento a favor”  nos animaba a atrevernos a vivir esta vida con alegría, y la balada “Si tú no estás” nos transportó a su presentación musical, con el disco “Lunas rotas”. En este primer disco también estaba el tema  “A fuego lento” y fue el que dio paso a un popurrí que la artista decidió cantar bajada del escenario, entre la gente que la estaba viendo en las primeras filas. Un gesto con el que si a estas alturas del concierto, ya tenía conseguida la atención del público, terminó por meterse a todos los asistentes en el bolsillo (al menos ese fue mi caso). Ahí, rodeada de gente, cantó un trocito de los temas “Contigo” y “El talismán”, para retomar la canción “A fuego lento” y cerrar el medley, y el concierto, aparentemente. ¡Casi se me olvida! No se la olvidó donde estaba cantando, y también cantó un trocito de la canción santurzana por excelencia “Desde Santurce a Bilbao”.


No, aún quedaba concierto. Por suerte, hicieron caso a los “beste bat” que los y las que estábamos allí gritábamos. Salieron, agradecieron y retomaron canciones. “Pa’ti no estoy” y “Mañana” sí que sí, pusieron broche a un concierto que, como he dicho al principio de esta entrada, llevaba mucho tiempo queriendo disfrutar. Y, a pesar de de que eché en falta alguna que otra canción en particular (dos, para ser sincera), espero poder volver a cantar y bailar en un concierto de Rosana Arbelo, porque  no me defraudó para nada. Alegría, simpatía y positividad es lo que se respiró esa noche de fiestas de El Carmen.  

lunes, 12 de junio de 2017

Espectáculo y reconciliación

Foto: Luis Ángel Gómez (El Correo Digital)

Noche de espectáculo, bailoteo, canciones y reconciliación. Sí, anoche servidora se reconcilió con Ricky Martín después de 19 años. Y es que allá por el año 1998, el cantante boricua y yo tuvimos un pequeño “encontronazo”, al tener que “sufrir” una de sus canciones hasta la saciedad en un examen de la carrera. Pero ayer, el artista de Puerto Rico llegó al Bilbao Exhibition Center (BEC) con muchas ganas de fiesta y de hacer un concierto fin de gira a la altura de los anteriores. Y lo consiguió.

Las puertas se abrieron a las 18:30 y a eso de las 20:00, la cola para acceder al Bizkaia Arena era aún considerable. En este último concierto no pudimos escuchar al grupo juvenil CNCO cantando su Reggeaton lento, pero Ricky Martin compensó la ausencia de teloneros, la espera y su pequeño retraso con creces. Ataviado de traje negro y camisa blanca dio el pistoletazo de salida con el tema “Mr. Put It Down”. No se echó mucho en falta a Pitbul viendo el elenco de músicos, bailarines y bailarinas que acompañaban a Martin en su coreografía. “This Is Good”, “Drop it On Me” y “Shake Your Boom-Boom”, en el que intercaló algún que otro “mueve tu culo” continuaron el inicio de un set list que inauguraba saltos, manos arriba, movimientos de cadera y todo lo que cada uno y una quisiera mover a las órdenes del cantante.

Las voces de los asistentes se escucharon bastante más con el primer tema en español de la noche: Adrenalina. Y se calmaron un poquito los ánimos, pero no las ganas de de fiesta, con la primera balada del espectáculo: “Tal vez”. “Livin’ La Vida  Loca” volvió a poner en pie a la grada y a mover y hacer bailar a los que le veían en pista, y lo mismo sucedió con “It’s Alright”. El atuendo escogido para esta canción causó sorpresa, ya que, Ricky Martin salió al escenario ataviado con una falda escocesa negra.

Al término de la canción, el puertorriqueño volvió a desaparecer unos instantes, y las pantallas enormes situadas a ambos lados del escenario mostraron imágenes de la fundación Ricky Martin, que denuncia la trata humana y se centra en la defensa de los derechos humanos en la infancia y la juventud. El tema elegido para ambientar estas imágenes fue “Asignatura pendiente”. “Tu recuerdo” fue la siguiente canción interpretada y muy coreada por el público. Antes de empezar a entonar el siguiente tema, el cantante solicitó la ayuda de los asistentes por si “se le olvidaba la letra”, y las casi 10.000 personas allí reunidas no tuvieron ningún problema en ayudarle a cantar “Te extraño, te olvido, te amo”. “Vuelve” puso fin a las baladas por un rato.



Tocaba cambio de tercio y, a pesar de que Maluma no le acompañaba, no creo que Ricky Martin se sintiera muy solo cantando “Vente P’acá”.  “Adiós” fue la siguiente canción, y a su fin comenzó  un popurrí de ritmos latinos, que a pesar de sus años, seguían muy presentes en la memoria del público: “Lola Lola”, “María”, “La bomba” y “Por arriba, por abajo”. Esta última canción le dio pie a hacer un juego y separar a los asistentes en dos, para bailar sin vergüenzas.  Y, además, anunció como último tema de la noche.

Pero las luces seguían apagadas, lo que hacía sospechar un bis, por lo menos. Así fue. Vestido de blanco, salió al escenario a marcarse un nuevo baile al son del tema “Pégate” y seguir el ritmo al elenco de coreografía  con el tema “La Copa de la Vida” (canción de la discordia en mi etapa universitaria). Prueba de fuego superada. Entonar estrofas y estribillo sin ningún tipo de acritud reveló que estoy otra vez preparada para volver a mis orígenes musicales (al menos durante cerca de hora y 40 minutos), y disfrutar de un concierto que el cantante boricua puso fin con el tema reggeatonero “La mordidita”; agradeciendo, cómo no, la asistencia.

Humo y confeti envolvieron las primeras filas de los que seguían el show desde la pista, y taparon las varias banderas que algunos asistentes sostenían. Ahora sí.  Las luces se encendieron, los músicos dejaron sus puestos y se acercaron al escenario a saludar y lanzar las baquetas a la pista. Seguía sonando Ricky Martin, pero esta vez no era en directo. A ritmo de “Vente P’acá”, y aún con el ritmo en el cuerpo después de tanto baile, comenzamos a salir del Bizkaia Arena.

Foto: Mía

jueves, 1 de septiembre de 2016

Canción dedicada a Santurtzi

Hace mucho que no le que no le dedico entrada a los conciertos de las fiestas de mi pueblo. Supongo que porque aunque siempre he presumido de vivir en la localidad que cuenta con las mejores fiestas de toda la margen izquierda de Bizkaia, tengo que reconocer que, últimamente, no todos los conciertos que vienen desde hace un tiempo me atraen especialmente. Eso sí, no soy de las personas que dicen que son malos... porque no lo son. Simplemente, creo que ya entran a colación los gustos de cada cual.

Este año, sí que había un concierto que me habría gustado ver y que, sin embargo, por tener que madrugar para ir a trabajar y por no tener la garganta al 100%, no pude asistir. Se trataba del concierto de Manuel Carrasco, el pasado día 14 de julio. No puedo decir que sea seguidora de este cantautor que salió de la cantera de Operación Triunfo, pero sus canciones me gustan. No sé muy bien el motivo. Me pasa algo parecido con India Martínez. Supongo que es cuestión de que las canciones llegan o no llegan, gustan o no gustan, y yo creo que no está escrito en ningún sitio que a una persona le tenga que gustar solo un tipo determinado de música. Qué se le va hacer, una sigue siendo bonjovera hasta la médula aunque escuche otros sonidos musicales. Pero he considerado que Carrasco se merecía mención especial en este blog, porque en su concierto en esta localidad marinera tuvo un detalle muy bonito: cantarla.

Este cantante onubense se curró una canción dedicada a Santurtzi en la que nombraba costumbres, personajes, calles, barrios, símbolos y lugares de la zona. Y aunque trasteando por Youtube he descubierto (aunque ya lo sospechaba) que es algo que está haciendo en cada ciudad a la que va, me sigue pareciendo un regalo muy bonito. Porque desde mi punto de vista, para poder escribirla ha tenido que hacer una mínima labor de investigación y creo que es de agradecer el tiempo invertido. Así que, aunque con algo de retraso, yo le agradezco el gesto desde este humilde blog. Y debo admitir que esta canción incrementó mi pena de no poder asistir al concierto.

 

miércoles, 3 de agosto de 2016

Chaparrones inesperados

Está claro que esta vida es como una noria de un parque de atracciones. A veces estás arriba, a veces abajo. La gran diferencia es que en un parque de atracciones somos nosotros los que elegimos a qué nos montanos y sabemos que el susto o el subidón de adrenalina durará unos segundos… En la vida eso no es así. Las circunstancias vienen cuando vienen, sin avisarte; y se van de la misma forma. El factor tiempo es el gran desconocido.

Lo que hay que tener siempre presente es que, al final, la tormenta pasa. Así que, como bien dice Rosana en esta canción “llegarás cuando vayas más allá del intento”. Pero de algo estoy segura: “Llegaremos a tiempo”.

 Llegaremos a tiempo – Rosana
 

domingo, 15 de mayo de 2016

Paso a paso

Poco a poco,
piedra a piedra, 
ladrillo a ladrillo, 
Paso a paso, 
día a día...

Step By Step - Whitney Houston

domingo, 1 de mayo de 2016

Felicidades

Me enseñaste todo
Y todo me lo has dado
Siempre lo tendré presente
Eres la fuerza impulsora en mi vida
No hay nada
O nadie que no pueda ser
Y no se hubiera sentido tan bien
Si no te tuviera a mi lado


Estuviste ahí
Para amarme y preocuparte por mi
Cuando el cuelo se oscurecía
Cada vez que estaba triste
Estabas cerca
Para consolarme
Y nadie más puede ser
Lo que tú has sido para mí
Siempre serás,
Siempre serás la mujer de mi vida
Todo el tiempo


Mamá, mamá sabes que te amo
(Sabes que te amo)
Mamá, mamá eres la reina de mi corazón
Tu amor son como lágrimas de estrella
Mamá, sólo quiero que sepas
Amarte es como alimentar a mi alma


Así es, así es, si
Así es, así es


Siempre estuviste ahí por mi
Has estado cerca por mi
Incluso cuando yo era malo
Me enseñaste de mis errores
Si, lo hiciste
Y me defendiste
Cuando todos me desacreditaban
Siempre me entendiste
Me diste fuerza para continuar


Hubieron tantas veces,
Recordándolo
En que estuve tan asustado
Y tú venias a mi
Diciéndome
Que podría afrontarlo todo
Y nadie puede hacer
Lo que has hecho por mí
Siempre serás
Siempre serás la mujer de mi vida


Nunca pasaré un día sin ti
Me animas sólo con pensar en ti
Nunca pasaré un día sin recordar a mi madre


Amarte es como alimentar a mi alma
Oh, si
Eres como el alimento de mi alma, si lo eres

A Song For A Mama - Boyz II Men

martes, 26 de abril de 2016

Tres preguntas

Debo comenzar esta entrada diciendo que no me gusta hablar de política, pero estoy tan indignada que he decidido desahogarme, y romper una regla de este blog, ya que no se me ocurre con qué canción acompañarla. Miento. Se me ocurre una, pero creo que no procede.

Ya es definitivo. Después de cuatro meses escuchando cómo unos echaban la culpa a otros de no poder formar gobierno, ya es definitiva la noticia de que se van a repetir las elecciones. Y a mí se me ocurren tres preguntas que hacerles a los cuatro partidos políticos que han sido protagonistas durante todo este tiempo.

Mi primera pregunta es: ¿Para qué quieren que volvamos a votar si van a hacer ustedes lo que les da la gana?

Al menos, esa es mi perspectiva.

El pasado 20 de diciembre salieron unos resultados bastante claros. Vivimos en un país claramente plural, en el que hay de todo (como en botica). Y por eso, salió lo que salió. Ninguno de ustedes puede gobernar por sí solo, porque ninguno de ustedes tiene mayoría. Por lo tanto, tienen que llegar a un acuerdo y entenderse. Pero, TODOS, sin excluir a nadie. Porque una vez que alguno está excluido, ya no representa a todos los españoles. Pero, tal y como yo lo he entendido, no quieren llegar a ese acuerdo.

Es muy probable que hable desde la ignorancia de una persona que no es ni política, ni politóloga. Simplemente soy una persona que está harta de ver cómo unos dirigentes políticos no son capaces de hacer lo que se les ha pedido. Eso mismo en cualquier otro puesto de trabajo, y mucho peor remunerado, termina en despido. Pero ustedes no van a tener esa mala suerte. La suerte (buena o mala) la correremos los ciudadanos de a pie. “Alea jacta est”.

Segunda pregunta: ¿De dónde van a sacar los 160 millones de euros que cuesta repetir unas elecciones?

Esta cantidad de dinero me preocupa a la vez que me indigna. ¿Me están diciendo que se van a sacar de la manga semejante cifra cuando muchas personas no tienen acceso a ayudas por desempleo, y en sanidad se deniegan andadores y batidos vitamínicos a personas enfermas, por los tan conocidos recortes? Por poner dos ejemplos que conozco en primera persona. Pero si me da por hablar con conocidos, podrían salir miles de ejemplos más. Tal vez están pensando en volver a echar mano de la caja cerrada de pensiones, esa que no se toca nunca a no ser que sea fuerza extrema mayor… Espero que no.

 Y para finalizar, la tercera: ¿Se van a pasar toda la campaña echándose la culpa unos a otros?

 Porque si va a ser así, van a ser dos meses muuuuuuuuy largos…

Sean políticos, por favor. Argumenten verdades, sin faltar a su contrincante. Yo, al menos, quiero soluciones, no escuchar sus quejas. Y, si por casualidad, sale un resultado parecido al anterior, espero que esta vez sepan formar gobierno, sin excluir a nadie. Porque les ha tocado vivir en un país que tiene de todo, y aunque las ideologías puedan ser muy distintas, lo que la gran mayoría quiere es vivir tranquila. Y si a eso le añadís un trabajo digno y una vivienda ya nos ponemos a tirar cohetes. En el fondo, nos conformamos con muy poco.

domingo, 3 de abril de 2016

Intentos

Hace un tiempo dediqué entrada a Nickelback y su canción "What Are You Waiting For". Hoy cambio de registro musical pero con la intención de continuar ese mensaje. Porque está claro que para conseguir lo que se quiere hay que ir a por ello o, al menos, intentarlo. Puede salir o no... Pero si no se hace la prueba nos quedamos con la la duda. Y, aunque no salga.... como dice Pink, no tiene por qué quemar. De hecho, una vez hecho el intento... creo que tiene razón. No quema.

Try - P!nk


domingo, 20 de marzo de 2016

Un segundo, una elección

Decisiones. De las de las de un segundo. Sí o no. Así de rápido.... ¿Y si hubiera elegido sí?
Puede que nunca lo sepamos.

If That's What It Takes - Bon Jovi

martes, 2 de febrero de 2016

No me olvido... No te olvido

No sé por qué motivo me cuesta tanto escribirte. Ya me costó el día que te fuiste, y me costó hoy hace un año. Puede que sea pronto para hacerlo, o puede que quiera quedarme solo para mi los recuerdos que tengo de ti. Pero sí quiero que tengas una cosa clara: No me olvido… No te olvido.

Me cuesta hasta escoger el título de la entrada. ¿Cómo resumo lo que siento en unas pocas palabras? Si, además, estoy convencida de que ya lo sabes. Sabes que te echo de menos, que me gustaría tenerte al lado, que daría lo que fuera por escucharte hablar y que me dieras consejos, por verte sonreír, por verte un segundo en carne y hueso y no en foto, por abrazarte…

En fin, no gano nada quejándome de lo injusta que es la vida y lo curiosas que son las elecciones de la muerte… Supongo que en el fondo es tan egoísta que te quiere solo para ella, igual que yo soy un poco egoísta al guardarme los recuerdos para mi. Y puede que la muerte ganara el pulso. Puede que lo hiciera… pero doy fe de que fue una dura batalla y que la costó ganarte. Y aún así, aunque consiguiera que te fueras... No ganó del todo porque sólo te fuiste físicamente. En mi corazón, en mi mente… sigues.


 I'll See You Again - Westlife

 

jueves, 3 de diciembre de 2015

Latido de una lengua



Como diseñadora y redactora, me han gustado el diseño y el eslogan, traducido este último en el anuncio en castellano como "Gracias por hacer que el Euskera siga latiendo- Reconocimiento al euskaldunberri". Yo habría traducido la primera parte de una forma algo más literal, algo así como “Gracias por ser latido del Euskera”. Pero admito que la otra frase quizá pueda tener algo más de fuerza.

Como euskaldunberri, me hace especial ilusión que se nos “dedique” este día internacional del Euskera. Ya que, desde el Gobierno Vasco es lo que han dicho, que con este día pretenden reconocer a los que decidimos aprender esta legua, incluso de adultos. Y en eso andamos. Al menos yo... que aunque mi profesora de Euskaltegi me diga que ya soy Euskaldun, que no tenga ninguna duda de ello, aún me sigue faltando un titulito que lo certifique. Así que, a ver si con un poquito de suerte, ese nivel que me han dicho que tengo, me lo acreditan en breve.

Por lo tanto, aunque hoy es el día Internacional del Euskera, y toca recordarlo... Espero poder celebrarlo en unos días. De momento, seguimos formando parte de un latido... una idea que me ha encantado. Ya que, si los latidos de un corazón son los que mantienen con vida a una persona, en el caso de un idioma, los que mantienen viva esa la lengua son los que la utilizan.

Y para no perder la costumbre blogera, la canción elegida para cerrar entrada, esta vez, es en esta legua a cargo del grupo Zea Mays. Para los que no sepáis nada de Euskera, no os preocupéis, el vídeo trae subtítulos en castellano además de interpretar lenguaje de signos.

Negua Joan Da Ta - Zea Mays