jueves, 6 de noviembre de 2008

Paciencia

Hace tiempo que no me siento ante un papel en blanco y me desahogo en condiciones. En esta ocasión tampoco lo voy a hacer. Es una entrada muy corta. Supongo que porque no quiero que nadie se entere de mis preocupaciones. Ni siquiera los papeles. Pero no es cierto. Hay quién conoce qué me ha pasado y me ha estado apoyando muchísimo. Eso es algo que valoro y se queda guardado en mi memoria. Esa memoria que también me traiciona en muchas ocasiones, porque es la que hace que me cueste darme cuenta de que algunas personas no merecen que les dedique más tiempo del que ya les he dedicado. Aquellas que por alguna u otra razón, a veces entendible y otras no, te traicionan.

Esta traición se puede materializar de muchas formas pero el resultado siempre es el mismo: Dolor. Y la pregunta que me vengo planteando desde hace un tiempo es: ¿Cómo se hace para que una herida cicatrice del todo sin que quede nada de ese dolor? Ahora me parece algo prácticamente imposible, supongo que porque es reciente y porque, esta vez, esta persona cruzó mi barrera de defensa. Y porque, además, como se suele decir, "las desgracias nunca vienen solas". Así que, por eso me está costando más reponerme, y ser otra vez "yo". Pero no voy tan mal como creía. Es lo que tiene ser más fuerte de lo que parece. Una fortaleza de la que, en esta ocasión, he dudado... Pero no. Ahí sigue. Al pie del cañón y ofreciéndome soluciones para seguir adelante.

“El tiempo lo cura todo”, dice un viejo refrán. Yo le añado que cada uno es como es como es, y supongo que hacía mucho tiempo que mis sentimientos no se enzarzaban con la razón. Si soy sincera no me gusta esa pelea, porque la suelen ganar los sentimientos y me ciegan totalmente. Pero también es cierto que “no hay mal que cien años dure”, ni tampoco venda. Aún así, aunque ya no esté tapado el sentido de la vista sigue haciendo falta paciencia.

Patience – Take That

8 comentarios:

Druid dijo...

El balsamo del tiempo puede valer... por lo menos hace que veas las cosas con otras perspectivas....

Duele mucho cuando rompen tus defensas... cuando lo hacen para dañar, claro esta.

Todo pasa.... lo se, lo sabras.
Bicos.

EsSa dijo...

Sí que duele, sí...

Y, también sé que todo pasa... Gracias por recordármelo.

Un beso

Bea dijo...

Bueno espero que estes bien y te mando muchos animos. En esto que preguntas:

"¿Cómo se hace para que una herida cicatrice del todo sin que quede nada de ese dolor?"

Solo puedo decirte que quedará en eso...en una simple cicatriz :)

Besos guapa!!!

EsSa dijo...

Hola guapa! Sí, lo estoy... necesitaba escribir para soltar parte de lo que se había quedado dentro y parece que ha funcionado.

Un beso.

Cecy dijo...

Es cierto que el dolor de una traicion se transforma en un ahogo, tambien es cierto que el tiempo cura todo, pero muchas veces transitar el dolor aunque no sea lo mas agradable nos ayuda a crecer y ver que es lo que no nos gusta.
Duele, por dios que duele, pero tu tienes el don de poder verlo, el que traiciono, no sabe lo que hace y eso es peor.

besos

EsSa dijo...

Tienes razón, Cecy. Ayuda a crecer y aprender de errores...

Gracias por tus palabras. Un beso.

Rachel dijo...

Paso a paso wapa. Y, aunque cueste, deja ese dolor ya de lado y haz un punto y final con la persona que te lo causó. Sé que poco a poco lo estás consiguiendo.
UP ESSA!!!!! ;)

EsSa dijo...

Sí, y tú me has ayudado bastante a tirar para alante... Gracias!

Un beso.