martes, 26 de abril de 2016

Tres preguntas

Debo comenzar esta entrada diciendo que no me gusta hablar de política, pero estoy tan indignada que he decidido desahogarme, y romper una regla de este blog, ya que no se me ocurre con qué canción acompañarla. Miento. Se me ocurre una, pero creo que no procede.

Ya es definitivo. Después de cuatro meses escuchando cómo unos echaban la culpa a otros de no poder formar gobierno, ya es definitiva la noticia de que se van a repetir las elecciones. Y a mí se me ocurren tres preguntas que hacerles a los cuatro partidos políticos que han sido protagonistas durante todo este tiempo.

Mi primera pregunta es: ¿Para qué quieren que volvamos a votar si van a hacer ustedes lo que les da la gana?

Al menos, esa es mi perspectiva.

El pasado 20 de diciembre salieron unos resultados bastante claros. Vivimos en un país claramente plural, en el que hay de todo (como en botica). Y por eso, salió lo que salió. Ninguno de ustedes puede gobernar por sí solo, porque ninguno de ustedes tiene mayoría. Por lo tanto, tienen que llegar a un acuerdo y entenderse. Pero, TODOS, sin excluir a nadie. Porque una vez que alguno está excluido, ya no representa a todos los españoles. Pero, tal y como yo lo he entendido, no quieren llegar a ese acuerdo.

Es muy probable que hable desde la ignorancia de una persona que no es ni política, ni politóloga. Simplemente soy una persona que está harta de ver cómo unos dirigentes políticos no son capaces de hacer lo que se les ha pedido. Eso mismo en cualquier otro puesto de trabajo, y mucho peor remunerado, termina en despido. Pero ustedes no van a tener esa mala suerte. La suerte (buena o mala) la correremos los ciudadanos de a pie. “Alea jacta est”.

Segunda pregunta: ¿De dónde van a sacar los 160 millones de euros que cuesta repetir unas elecciones?

Esta cantidad de dinero me preocupa a la vez que me indigna. ¿Me están diciendo que se van a sacar de la manga semejante cifra cuando muchas personas no tienen acceso a ayudas por desempleo, y en sanidad se deniegan andadores y batidos vitamínicos a personas enfermas, por los tan conocidos recortes? Por poner dos ejemplos que conozco en primera persona. Pero si me da por hablar con conocidos, podrían salir miles de ejemplos más. Tal vez están pensando en volver a echar mano de la caja cerrada de pensiones, esa que no se toca nunca a no ser que sea fuerza extrema mayor… Espero que no.

 Y para finalizar, la tercera: ¿Se van a pasar toda la campaña echándose la culpa unos a otros?

 Porque si va a ser así, van a ser dos meses muuuuuuuuy largos…

Sean políticos, por favor. Argumenten verdades, sin faltar a su contrincante. Yo, al menos, quiero soluciones, no escuchar sus quejas. Y, si por casualidad, sale un resultado parecido al anterior, espero que esta vez sepan formar gobierno, sin excluir a nadie. Porque les ha tocado vivir en un país que tiene de todo, y aunque las ideologías puedan ser muy distintas, lo que la gran mayoría quiere es vivir tranquila. Y si a eso le añadís un trabajo digno y una vivienda ya nos ponemos a tirar cohetes. En el fondo, nos conformamos con muy poco.