jueves, 3 de mayo de 2012

Sin periodistas no hay Periodismo

Imagen: web Periodismo humano

Hoy se celebra el día mundial de la libertad de prensa. Qué ironía. Qué utopía. Puede sonar un poco frustrante este comienzo pero, sin embargo, no lo es. Eso sí, muchas veces duele. Duele el escaso reconocimiento que recibe esta profesión. Escaso, por no decir nulo: ofertas de empleo “gratis”, pésimas condiciones laborales, sometimiento al medio en el que se trabaja, prohibición a realizar preguntas en ruedas de prensa (#sinpreguntasnocobertura) … Podría seguir poniendo ejemplos porque por desgracia no son pocos. Pero prefiero no hacerlo.

Los periodistas, si les dejan, tienen la labor de proporcionar un derecho básico: derecho que tiene todo ciudadano a ser informado, a que se le cuenten todas las partes de la situación (la buena y la mala, la bonita y la fea) y decida así si lo que sucede le gusta o no le gusta. Los periodistas también tienen el deber de darles voz a ellos, y no sólo a los grandes, a los que tienen el poder, a los que se les llena la boca diciendo que “están ahí porque el pueblo lo ha querido”. Esas personas que les han dado poder, tienen derechos, y uno de ellos es saber qué está pasando.

Desde las redes sociales se está promoviendo el hashtag #PerioDigno y como periodista (en paro) quiero aportar mi granito de arena. ¿Por qué? porque no es fácil ser periodista, y menos en estos tiempos, porque el saber escribir no implica saber comunicar bien, porque sin indagar no se puede averiguar, y porque... ¡Qué curioso!... sin saber lo que pasa no se puede ejercer bien la profesión.

Tal vez sea una utopía pedir algo que no debería ser pedido. Y tal vez sea por deformación profesional… Pero no creo. Yo lo seguiré pidiendo… por sentido común.

3 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Sin libertad en la palabra, sin veracidad, no existe la democracia.

Saludos y un abrazo.

Ŧirєηzє dijo...

Yo me uno a tu peticion.....
es justo lo que pides...

Un abrazo...¡¡¡

Déjame que te cuente
www.dejamequetecuente.net

EsSa dijo...

Gracias...
¡Un beso a ambos dos!