lunes, 9 de julio de 2007

De la 30-B al Bizkaibus



Se acabó el día completamente soleado a las 7 de la mañana y las noches a las 6 de la tarde. Se acabó el calor prácticamente todos los días. Ya no pillaré la ruta 55 que siempre será para mí la 30-B. Ya no estoy en las Américas, si no en mi barrio de toda la vida. Es difícil de expresar la sensación de volver a ver el monte Serantes desde la autopista de Bilbao y pensar… Ya estoy en casa!!!





Y ahora…Todo sigue igual. De momento, el único cambio significativo que me he encontrado es que por fin la nueva biblioteca ya está abierta. El puerto, la virgen del Carmen, la cuesta, el parque, las canteras… Poco a poco estoy volviendo a pasar por los sitios en los que me he movido desde que nací. Un escenario muy diferente al que he estado viendo diariamente hasta hace muy poco y que, sin duda, me ha marcado para siempre.

1 comentario:

Bea dijo...

Hola guapa!!
Me alegro mucho por ti y que estes feliz de tu vuelta a casa que seguro que tendrias momentos de agobio por hechar de menos a los tuyos.
Ahora sí...jamás se te olvidará y siempre tendras una bonita historia que contar :)

Un beso.