miércoles, 29 de agosto de 2007

Världen är min

Quién me iba a decir a mí que iba a conocer el significado de estas palabras suecas gracias a un amigo salvadoreño. Significan “el mundo es mío”. Una frase que me parece que viene bastante a cuento para decir que estoy mejor que ayer y que espero mantenerme en esta línea porque… A veces (casi siempre) me quejo de vicio.

Eso sí, no puedo evitar darle vueltas a las cosas que no entiendo, pero si no te obsesionas con la idea tampoco es malo. Hoy me he acordado de la conversación que tuve con este amigo. Me ayudó mucho en ese momento. Aunque decía que allí en El Salvador sí que están mal, no vaciló en animarme y escucharme. Es curioso, siempre me ha llamado la atención que aunque tengo buenos amigos muy cerca, por veraneo, estudios y por trabajo tengo otros muy buenos también muy lejos o relativamente lejos. Es algo que siempre me ha llamado mucho la atención. Valladolid, Salamanca, Logroño, Amurrio… y los que se llevan el premio a lejanía, El Salvador. Siempre están el teléfono y el correo (electrónico y postal), pero muchas veces prefieres ver la cara y los ojos de la otra persona, y estos medios no te lo ofrecen. Tal vez sea hora de hacer un pequeño viaje…

Hoy he vuelto a pasar la tarde con mi hermana (o ella conmigo, para ser más exactos) que aunque no me apetecía ni pizca, me ha hecho ordenar uno de los armarios de mi cuarto. También he aprendido a cocinar un nuevo plato. Ya soy una mujer hecha y derecha. Lo he pasado bien.

Estoy leyendo un libro que hace unos meses dudo que hubiera podido digerir como lo estoy haciendo… Buen libro, por cierto.

Para variar, llueve. Típico tiempo vizcaíno. Pero no agobia. Será la costumbre.

Así que, tengo lluvia, tengo pensamientos, música (discos que no me canso de escuchar, otros que hace mil años que no escucho, y otros que me sorprenden porque no me han gustado tanto como pensaba… ¿Estaré evolucionando musicalmente, también?), libros leyendo, libros pendientes de leer, personas que se preocupan por mí, que no sé si me entienden del todo pero me dejan a mi bola y en mi espacio cuando lo necesito (otros que no, pero me viene bien) y se agradece, otros que me dan su opinión incluso sabiendo que no me va a gustar escucharla pero que lo creen conveniente; tengo sueños que me niego a abandonar, cabezonería, personalidad… ¿Qué más puedo pedir, si últimamente consigo hasta muchas cosas de las que quiero y ni me había percatado de ello? Seguramente en unos días o mañana mismo, me queje por alguna otra cosa. Pero nadie me puede negar una cosa. Mi mundo es mío y es bueno… La única pega que le veo es que no encuentro una canción con la que relacionar todo lo que he escrito. Otra vez será.

6 comentarios:

K010T dijo...

Me dejas que te proponga una que se me estaba pasando por la cabeza según leia tu post??

(Perdona el atrevimiento)

Alaska - A quien le importa

Enhorabuena, a veces es dificilísimo de verdad ser conscientes de nuestra inmensa fortuna, a pesar de todos los baches.

Un post muy esperanzador y tal como yo lo veo, de cabeza bien amueblada.

Besos.

Essa dijo...

Me parece bien la propuesta...

http://es.youtube.com/watch?v=fXI-fmglDFo

Gracias.

laurock dijo...

Lo bueno de la verdadera amistad es que siempre puedes confiar en la persona. Y por lo que veo tienes mucha suerte.

MmMm...Ya me dejaras probar ese nuevo plato jejeje.

Un besito.
PD: ¿Qué libro es el que te estas leyendo?

Essa dijo...

Camino de Hierro, de Nativel Preciado.

midnightsong dijo...

Iba a preguntarte por el libro que estabas leyendo pero se me ha adelantado Laurock.

Pero como soy un poco cotilla, si me permites te haré otra pregunta ... ¿qué plato es el que has aprendido? jejejejejeje.

Oye ... es muy importante tener amigos de los de verdad en los buenos y en los malos momentos. Cuidalos mucho, y cuida esa amistad para que nunca te falten ... ;-)

Musu pilo bat.

Essa dijo...

Pues creo que te voy a dejar con la incognita no vaya a ser que eso de que ya soy una mujer hecha y derecha digais que no porque ese plato lo sabe hacer cualquiera, jejeje.

Gracias por el consejo.